Sarcoma de Tejidos Blandos

Descripción

El sarcoma de tejidos blandos es un grupo de tumores sólidos que se puede desarrollar en cualquier parte del cuerpo, y se forma en los tejidos blandos como cartílago, grasa, músculos, nervios, vasos sanguíneos, o los tejidos profundos de la piel. Aunque el sarcoma de tejidos blandos puede aparecer en cualquier parte del cuerpo, se produce con mayor frecuencia (43%) en los brazos y las piernas.

Datos epidemiológicos (EE.UU. y Europa)

El sarcoma de tejidos blandos representa alrededor del 0,7% de todos los nuevos casos de cáncer diagnosticados en los Estados Unidos. Estos tumores pueden ocurrir a cualquier edad, y representan entre el 7% y el 10% de los cánceres pediátricos. Se estima que este año se diagnosticarán unos 12.000 casos nuevos (entre 3 y 4 casos por cada 100.000 personas) de sarcoma de tejidos blandos en adultos en los Estados Unidos. La tasa de nuevos casos de sarcoma de tejidos blandos en Europa es igualmente baja: se estima que hay entre 4 y 5 casos nuevos por cada 100.000 adultos.

Factores de Riesgo

Los factores de riesgo que aumentan la probabilidad de desarrollar sarcoma de tejidos blandos incluyen la exposición a la radiación o a ciertos productos químicos, la predisposición genética y, para al menos un tipo de sarcoma de tejidos blandos (linfangiosarcoma), un sistema linfático dañado.

Supervivencia

Se estima que casi 5.000 pacientes morirán por sarcoma de tejidos blandos en los Estados Unidos este año. La tasa de supervivencia a 5 años estimada para personas con sarcoma de tejidos blandos de nuevo diagnóstico es de alrededor del 50%. En los pacientes con sarcoma de tejidos blandos en estadio I, II o III, sin diseminación de tumores a los ganglios linfáticos, la tasa de supervivencia a 5 años es del 83%. En los pacientes con tumores en estadio III en los que se ha diseminado a los ganglios linfáticos, la tasa de supervivencia a 5 años es del 54%. En los pacientes con sarcoma de tejidos blandos que se ha extendido a partes distantes del cuerpo, la tasa de supervivencia a 5 años es del 16%.

Tipos

Hay alrededor de 50 diferentes tipos de sarcomas de tejidos blandos. En adultos, los tipos más comunes son sarcoma pleomórfico indiferenciado, liposarcoma y leiomiosarcoma. El rabdomiosarcoma es el sarcoma de tejidos blandos más común en la infancia.

Clasificación de las Alteraciones Moleculares

Debido a la gran variedad de sarcomas de tejidos blandos, los cambios moleculares en cada tumor pueden variar significativamente. Sin embargo, en líneas generales se caracteriza por el tipo de alteraciones genéticas y moleculares implicadas en su desarrollo. Los tres cambios genéticos comunes incluyen: la activación de genes implicados en el crecimiento y la proliferación celular (por ejemplo, el gen KIT en los tumores del estroma gastrointestinal), la duplicación de ciertos genes (por ejemplo, la amplificación del gen MDM2 en liposarcomas bien diferenciados), y reordenamientos de ADN (por ejemplo, la translocación recíproca entre el cromosoma 18 y el cromosoma X en el sarcoma sinovial).

Síntomas

Los síntomas varían según el tipo de sarcoma de tejidos blandos; sin embargo, los generales son un bulto en los tejidos blandos que (1) aumenta de tamaño, (2) es mayor de 5 cm, (3) se extiende a tejidos más profundos y (4) es doloroso.

Progresión

La progresión del sarcoma de tejidos blandos se divide en cuatro estadíos (I-IV), teniendo las estadíos I y II sub-etapas de IA (tamaño del tumor ≤5 cm), IB (> 5 cm), IIA (≤5 cm), y IIB (> 5 cm). En todos los estadíos, el tumor primario puede encontrarse justo debajo de la piel o más profundamente, en el músculo y el tejido conectivo. El estadío se basa en la probabilidad de que el tumor crezca y se disemine, siendo los tumores en estadío I propensos a crecer y propagarse lentamente, y los de estadío III propensos a crecer y propagarse con mayor rapidez. El sarcoma de tejidos blandos en estadíos I y II está localizado en el sitio de crecimiento primario, mientras que los estadíos III y IV se han propagado a los ganglios linfáticos cercanos y a partes más distantes del cuerpo, respectivamente.

Opciones de Tratamiento

La cirugía es el principal tratamiento para el sarcoma de tejidos blandos. La radioterapia también puede añadirse para tratar tumores profundos de alto grado y para ciertos tumores de bajo grado que están más cerca de la superficie. La quimioterapia puede iniciarse antes o después de la cirugía. La eficacia de los agentes quimioterapéuticos varía dependiendo del tipo de tumor.

Cáncer de Ovario

Descripción

El cáncer de ovario es una enfermedad en la que las células cancerosas se encuentran en el ovario. Además del cáncer primario de ovario, también se consideran cánceres de ovario, y se tratan del mismo modo, los que se forman en las trompas de Falopio o en el peritoneo (la membrana que recubre la cavidad abdominal) y se extienden a los ovarios.  La mayoría de los cánceres de ovario aparecen tras la menopausia y, más de la mitad, se detectan en mujeres mayores de 62 años.

Datos Epidemiológicos (EE.UU. y Europa)

El número de nuevos casos de cáncer de ovario ha ido disminuyendo paulatinamente desde mediados de los años 80. A pesar de ello, el número de nuevos diagnósticos de cáncer de ovario representa el 3% de todos los nuevos casos de cáncer en mujeres estadounidenses. Se estima que entre 21.000 y 66.000 mujeres en Estados Unidos y Europa, respectivamente, serán diagnosticadas con cáncer de ovario este año; y alrededor del 1,3% de mujeres serán diagnosticadas con cáncer de ovario en algún momento de su vida.

Factores de Riesgo

El historial familiar es el factor de riesgo más importante en el desarrollo de cáncer de ovario, dado que las mujeres con antecedentes familiares o con mutaciones heredadas en los genes BRCA1 o BRCA2 tienen un riesgo mayor. Entre otros factores de riesgo se incluyen la edad, el sobrepeso, y el uso de estrógenos en mujeres postmenopáusicas.

Supervivencia

Se estima que más de 14.000 y 43.000 mujeres morirán de cáncer de ovario este año en los Estados Unidos y Europa, respectivamente, convirtiendo esta enfermedad en la quinta causa de muerte relacionada con cáncer en mujeres. La tasa de supervivencia relativa a 5 años para mujeres con cáncer de ovario es alrededor del 46%. Para pacientes con cáncer de ovario en estadios I, II o III, sin metástasis en los nódulos linfáticos, la tasa de supervivencia relativa a 5 años es del 92%. Para pacientes con tumores en estadio III que han metastatizado a los nódulos linfáticos cercanos, la tasa de supervivencia relativa a 5 años es del 73%.Para pacientes con cáncer de ovario que haya metastatizado a zonas distantes en el organismo, la tasa de supervivencia a 5 años es del 28%.

Tipos de Cáncer de Ovario

El cáncer de ovario puede desarrollarse a partir de tres tipos celulares diferentes: células epiteliales que forman el tejido que recubre los ovarios, células del estroma que producen las hormonas o crean el tejido conectivo dentro del ovario, y células germinales u óvulos. Alrededor del 90% de los cánceres de ovario son tumores epiteliales, siendo el resto tumores de células estromales o de células germinales. Los tumores de células estromales y de células germinales del ovario tienen un pronóstico relativamente mejor, con tasas de supervivencia relativa a 5 años del 75% y 90%, respectivamente.

Clasificación de las Alteraciones Moleculares

Algunos de los cambios genéticos comunes en el cáncer de ovario incluyen la inactivación de genes supresores de tumores, que previenen el crecimiento celular anormal en células normales, y la activación de oncogenes, que estimulan el crecimiento descontrolado de las células cancerosas. Las mutaciones en los genes supresores de tumores BRCA1, BRCA2, p53 y PTEN son comunes en los tumores de ovario, como lo son las mutaciones en los oncogenes BRAF, KRAS y HER2.

Síntomas

Los síntomas más comunes del cáncer de ovario incluyen hinchazón del vientre, dolor pélvico/abdominal, dificultad para comer o sensación de plenitud, cambios de la frecuencia de orinar o urgencia para orinar. Si bien es más probable que estos síntomas se presenten una vez que el cáncer se ha extendido fuera de los ovarios, también pueden aparecer en los cánceres en estadio temprano.

Progresión

La progresión del cáncer de ovario se divide en cuatro estadios (I-IV), con numerosos subestadios, dependiendo de la ubicación exacta de la extensión del tumor. El estadio I indica que el cáncer está localizado en el ovario (u ovarios) o en la(s) trompa(s) de Falopio, y no se ha extendido a otros tejidos. El estadio II indica que el cáncer de ovario se encuentra en uno o ambos ovarios o en las trompas de Falopio, y se ha extendido a otros órganos dentro de la pelvis. El estadio III indica que el cáncer puede o no haberse extendido a otros órganos cercanos, pero sí se ha extendido a los nódulos linfáticos o a la membrana que recubre el abdomen (el peritoneo).En el estadio más avanzado del cáncer, el estadio IV, el cáncer se ha extendido al bazo, pulmones, hígado, u otros órganos fuera del abdomen.

Tratamiento

Al menos dos tipos de tratamiento se usan comúnmente para el cáncer de ovario. La cirugía es el tratamiento primario para el cáncer de ovario, y se utiliza tanto para valorar el estadio cáncer adecuadamente como para eliminar la mayor parte de material canceroso posible. Otros tratamientos incluyen el uso de uno o más agentes quimioterapéuticos; terapia dirigida que, a diferencia de la quimioterapia tradicional, se dirige específicamente a las células cancerosas; y radioterapia. Adicionalmente, para los tumores del estroma de ovario, puede usarse terapia hormonal.

Cáncer de pulmón microcítico

Descripción

El cáncer de pulmón microcítico es uno de los dos tipos principales de cáncer de pulmón, siendo el otro el cáncer de pulmón no microcítico. Su nombre se debe al pequeño tamaño de las células cancerosas cuando se observan en el microscopio. Debido a que estos dos tipos de cáncer de pulmón se diferencian tanto en su pronóstico como en el tratamiento, generalmente se consideran de manera separada. Entre el 10% y el 15% de todos los cánceres de pulmón son cánceres de pulmón de células pequeñas, que a menudo se desarrollan cerca del centro del pecho, crecen y se propagan rápidamente y casi siempre se diseminan a otras partes del cuerpo antes de ser detectados. El otro 85-90% de los cánceres de pulmón corresponde a cánceres de pulmón de células no pequeñas, que pueden dividirse en tres subtipos diferentes: adenocarcinomas, carcinomas de células escamosas y carcinomas de células grandes. Estas páginas se centrarán principalmente en el cáncer de pulmón de células pequeñas, excepto en los casos en los que sólo existen datos para el cáncer de pulmón como concepto general.

Datos Epidemiológicos (EE.UU. y Europa)

El cáncer de pulmón (tanto el de células pequeñas como el de no pequeñas) es el segundo cáncer más común en los Estados Unidos, lo que representa alrededor del 13% de todos los casos nuevos de cáncer. Se estima que alrededor de 221.000 y 410.000 personas en Estados Unidos y Europa, respectivamente, serán diagnosticados con cáncer de pulmón este año, y alrededor del 6,6% serán diagnosticados con cáncer de pulmón en algún momento de su vida.

Factores de Riesgo

El humo del tabaco es la causa principal para el desarrollo de cáncer de pulmón de células pequeñas, y la mayoría de las muertes por cáncer de pulmón de células pequeñas se asocian con el tabaquismo o con el tabaquismo pasivo. Otros factores de riesgo incluyen la exposición al radón, a la contaminación del aire, o a otros productos químicos. Aunque estos factores ambientales son los factores de riesgo predominantes para el cáncer de pulmón de células pequeñas, los factores genéticos también pueden intervenir en el desarrollo de algunos tipos de cáncer.

Supervivencia

Se estima que cada año, alrededor de 158.000 y 354.000 personas mueren por cáncer de pulmón en los Estados Unidos y Europa, respectivamente. Alrededor del 17% de los pacientes sobrevive 5 años o más después de haber sido diagnosticados con cáncer de pulmón. En los pacientes con cáncer de pulmón localizado que no se ha propagado, la tasa de supervivencia a 5 años es del 55%. En los pacientes con tumores que se han diseminado a los ganglios linfáticos regionales de la zona del pecho, la tasa de supervivencia a 5 años es del 27%. En los pacientes con tumores que se han diseminado a partes distantes del cuerpo, la tasa de supervivencia a 5 años es, aproximadamente, del 4%.

Tipos

Hay dos tipos de cáncer de pulmón de células pequeñas: carcinoma de células pequeñas y carcinoma combinado de células pequeñas. [Medline 2015] El carcinoma combinado de células pequeñas es un tumor relativamente poco común en el que algunas células tienen características de carcinoma de células pequeñas y otras células tienen características de los cánceres de pulmón de células no pequeñas. Las características clínicas de estos dos tipos de cáncer no son significativamente diferentes y la supervivencia global y el tratamiento son similares.

Clasificación de las Alteraciones Moleculares

Al comparar los tumores, los cánceres de pulmón de células pequeñas pueden variar mucho en los cambios moleculares exactos que se han producido para transformar células sanas en células cancerosas. Sin embargo, casi todos los cánceres de pulmón de células pequeñas han perdido dos genes clave, responsables de prevenir el crecimiento celular incontrolado (TP53 y RB1). Otros cambios genéticos comunes incluyen la eliminación de grandes cantidades de ADN del cromosoma 3, así como la activación anormal de los procesos de crecimiento y supervivencia celular.

Síntomas

En general, el cáncer de pulmón es asintomático hasta que llega a una etapa avanzada donde es difícil su curación, aunque hay algunos casos en los que sí se han presentado síntomas en una fase temprana. Los más comunes son: tos persistente, dolor de pecho, ronquera, pérdida de peso y pérdida de apetito, tos con sangre, dificultad para respirar, cansancio o debilidad, infecciones pulmonares como la bronquitis o neumonía, o una nueva aparición de sibilancias. Además, el cáncer de pulmón que se ha extendido puede causar dolor en los huesos, cambios neurológicos, coloración amarillenta de la piel y los ojos, o bultos bajo la superficie de la piel.

Progresión

Para determinar el estadio del cáncer de pulmón se utiliza un sistema que evalúa el Tamaño del tumor, la diseminación a los Nódulos linfáticos, y la propagación a otros órganos (Metástasis). Este sistema, denominado TNM, sirve para asignar un estadio general de 0, I, II, III o IV al cáncer. Cabe señalar que algunas de estas etapas se pueden dividir en sub-etapas dependiendo del tamaño del tumor, el grado de diseminación a los ganglios linfáticos y la extensión a regiones distantes.

En el estadio 0, las células cancerosas se encuentran únicamente en las capas superiores de las vías respiratorias y no han invadido, en mayor profundidad, el tejido pulmonar ni se han propagado a los ganglios linfáticos u otras zonas. Los tumores en estadio I miden menos de 5 cm y no se han diseminado ni a los ganglios linfáticos ni a órganos distantes; mientras que los tumores en estadio II pueden ser más grandes y pueden o no haberse extendido a los ganglios linfáticos del mismo lado que el tumor primario. Los tumores en estadio III pueden ser de cualquier tamaño y, generalmente, se han alcanzado a los ganglios linfáticos del mismo lado que el tumor primario, y también pueden haberse propagado hasta los ganglios linfáticos del lado opuesto. En el estadio IV, el tumor ha alcanzado al otro pulmón o a otros órganos como el hígado, los huesos o el cerebro.

Tratamiento

La mayoría de los pacientes con cáncer de pulmón de célula pequeña o microcítico recibe quimioterapia con una combinación de dos fármacos como tratamiento de primera línea. Además, se puede utilizar de manera simultánea radioterapia o tras finalizar la quimioterapia. Rara vez se recurre a la cirugía como terapia principal.

Mieloma Múltiple

Descripción

El mieloma múltiple es un cáncer de las células plasmáticas -células del sistema inmune que producen anticuerpos y se encuentran principalmente en la médula ósea-. El crecimiento desenfrenado de las células plasmáticas cancerosas produce un tumor llamado plasmocitoma solitario; cuando están presentes múltiples plasmocitomas, se dice que el paciente tiene mieloma múltiple. Muy a menudo, estas plasmocitomas se desarrollan en el hueso, pero también pueden formarse en otros tejidos. Además del crecimiento descontrolado de las células plasmáticas, el mieloma múltiple se caracteriza por la producción de grandes cantidades de anticuerpos o fragmentos de anticuerpos (una condición llamada amiloidosis), que pueden acumularse en tejidos lejanos y dañar ciertos órganos.

Datos Epidemiológicos (EE.UU. y Europa)

El mieloma múltiple es un cáncer relativamente raro: representa aproximadamente el 1,6% de todos los nuevos casos de cáncer en los Estados Unidos. Se estima que alrededor de 27.000 y 39.000 hombres y mujeres en los Estados Unidos y Europa, respectivamente, serán diagnosticados con mieloma múltiple este año, y que un 0,7% de los hombres y las mujeres serán diagn1osticados con mieloma múltiple en algún momento de su vida.

Factores de Riesgo

El mieloma múltiple es un cáncer relativamente raro: representa aproximadamente el 1,6% de todos los nuevos casos de cáncer en los Estados Unidos. Se estima que alrededor de 27.000 y 39.000 hombres y mujeres en los Estados Unidos y Europa, respectivamente, serán diagnosticados con mieloma múltiple este año, y que un 0,7% de los hombres y las mujeres serán diagn1osticados con mieloma múltiple en algún momento de su vida.

Supervivencia

Se estima que unos 11.000 pacientes en Estados Unidos y 24.000 en Europa morirán de mieloma múltiple de este año. La tasa de supervivencia a 5 años para un paciente con mieloma múltiple recién diagnosticado es de aproximadamente 47%. Para los pacientes en estadios tempranos de mieloma múltiple, la tasa de supervivencia a 5 años es del 67%, mientras que para los pacientes en estadios posteriores, dicha tasa es del 45,4%.

Tipos

En algunos pacientes, el mieloma múltiple sintomático puede ir precedido por el mieloma asintomático (también llamado mieloma latente o indolente) o una condición llamada gammapatía monoclonal de significado incierto (GMSI). Ninguna de estas condiciones es sintomática y, puesto que pueden no evolucionar hacia mieloma múltiple sintomático, es posible que no requieran tratamiento inmediato.

Clasificación de las Alteraciones Moleculares

El mieloma múltiple es una enfermedad compleja en la que los cambios genéticos que dan lugar al cáncer pueden variar entre pacientes. Las translocaciones cromosómicas, en las que el ADN de una célula de plasma se baraja entre los cromosomas, representan aproximadamente la mitad de los principales eventos que conducen a la formación de cáncer. Otros posibles cambios genéticos pueden incluir la duplicación o pérdida de ADN, la desregulación de los procesos de crecimiento celular, y un fallo de los mecanismos de reparación del ADN.

Síntomas

Aunque algunos pacientes con mieloma múltiple no presentan síntomas—en estos pacientes se descubre la enfermedad mediante análisis sanguíneos rutinarios—los síntomas más comunes del mieloma múltiple incluyen dolor, debilidad o fracturas en los huesos; un nivel reducido de glóbulos rojos, glóbulos blancos y/o plaquetas; niveles altos de calcio en sangre; dolor de espalda repentino, adormecimiento o debilidad muscular; confusión, mareos, o síntomas similares a los del ictus; problemas renales; e infecciones. Otros síntomas adicionales debidos a la producción anormal de fragmentos de anticuerpos (llamada amiloidosis) incluyen problemas del corazón, agrandamiento de hígado y bazo, agrandamiento de la lengua, cambios en la piel, diarrea y síndrome del túnel carpiano.

Progresión

Recientemente, se ha desarrollado un nuevo sistema de clasificación para el mieloma múltiple, que determina el estadio de la enfermedad en base a los niveles sanguíneos de determinados marcadores de proteínas, beta-2-microglobina y albúmina. Con este nuevo sistema internacional, la progresión del mieloma múltiple se divide en tres estadios (I-III). En el estadio I, los pacientes tienen menos de 3,5 mg/L de beta-2-microglobina y al menos a 3,5 mg/dL de albúmina. En el estadio II, los pacientes tienen beta-2-microglobina superior a 3,5 mg/L, pero no superior a 5,5 mg/dL con cualquier nivel de albúmina, o albúmina inferior a 3,5 g/dL y beta-2-microglobina inferior a 3,5 mg/L. En el estadio III, los pacientes tienen un nivel de beta-2-microglobina superior a 5,5 mg/dL, sin importar el nivel de albúmina.

Tratamiento

Las opciones de tratamiento para el mieloma múltiple incluyen: agentes quimioterapéuticos, que matan las células cancerosas; agentes inmunomoduladores, que funcionan previniendo el crecimiento del tumor por varios mecanismos; inhibidores del proteasoma, que inhiben el crecimiento del tumor y promueven la muerte de las células cancerosas; y la radioterapia, que puede dirigirse directamente a múltiples tumores de mieloma y plasmocitomas. Rara vez la cirugía se utiliza para tratar el mieloma múltiple.

La información aquí contenida tiene carácter meramente divulgativo y no pretenden sustituir en ningún caso la consulta del facultativo. En caso de duda o de presentar síntomas, consulte siempre a un profesional médico.

Accionistas e Inversores

Mantente al día sobre la información financiera de la Compañía, sobre la acción, sobre los hechos relevantes que se comunican a la CNMV o sobre nuestra cartera de productos, entre otros.

YONDELIS®

YONDELIS® (trabectedina) es un novedoso fármaco antitumoral obtenido originalmente de la ascidia Ecteinascidia turbinata. Está aprobado en casi 80 países del mundo.

Sala de Prensa

Si necesitas información sobre la actividad de la compañía, resultados de ensayos clínicos, imágenes corporativas o incluso archivos multimedia, accede a la sala de prensa.